¿Por qué no vendo a través de mis redes sociales?


Pepe López
Pepe López

Esta es una pregunta que está en la mente de muchas empresas todos los días. Y si bien la mayoría puede decir que las redes sociales no son lo suyo dado que no llegan a ningún resultado, también no podemos dejar a un lado que la carencia de estos resultados muchas veces no es porque no esté presente el mercado meta, sino porque la estrategia planteada no es la correcta o ni siquiera existe.

Entonces como respuesta a la interrogante sobre porqué no estás generando ventas a través de las redes sociales, a continuación te compartimos algunos puntos donde la mayoría cojea y que por ende los lleva a rendirse en las redes sociales.

Consideras las redes sociales como el centro de la estrategia

Es claro que las redes sociales hoy en día son una herramienta de suma importancia para el plan de mercadotecnia digital de cualquier empresa, sin embargo debes tomar en cuenta que no son el centro de la estrategia.

Hoy en día, gracias al internet los consumidores investigan mucho más antes de realizar una compra y nosotros tenemos que ser capaces de hacerles llegar la información que necesitan, en el momento que la necesitan y por el medio que necesitan.

Es por eso que tienes que apoyarte de más esfuerzos como tu sitio web, tu blog, el email marketing, la automatización de la mercadotecnia, etc. Y todo esto debe trabajar de forma integral para llegar a los resultados que esperas.

Si bien las redes sociales son de mucha ayuda para atraer prospectos, es necesario tener en cuenta que no será la única herramienta que necesitaremos para lograr este cometido. Tendremos que hacer uso de metodologías como el Inbound Marketing, la cual se centra en construir una estrategia que unifica todas estas herramientas con el fin de conseguir clientes. 

Si aún no conoces esta metodología, entonces te invitamos a que leas nuestro artículos sobre qué es Inbound Marketing.

El tipo de producto o servicio que vendes

Existen productos o servicios que son más fáciles de vender a través de las redes sociales. Es por eso que podemos dividir los productos en dos tipos principales: transaccionales y de consideración:

  • Transaccionales: son productos que por lo general no tienen un costo muy elevado. Esto hace que no exista un proceso de compra antes de adquirirlos. Por ejemplo, no realizamos una investigación muy amplia antes de comprar unas galletas en el Oxxo o antes de ir a comer a un restaurante. Las redes sociales sirven muy bien para impulsar la venta de este tipo de productos.
  • De consideración: Son productos o servicios que tienen un costo considerable y por lo tanto requieren de un proceso de compra que puede durar semanas o inclusive meses y en el que las personas investigan antes de tomar una decisión. Por ejemplo, antes de contratar un servicio de consultoría, comprar una casa o inscribir a los hijos en un colegio. En este caso las empresas deben de utilizar más herramientas que nos ayuden a avanzar al contacto en el proceso de compra.

Las redes sociales son excelentes para vender productos transaccionales, sin embargo se quedan cortas si nuestro producto es de consideración. En ese caso, como mencionamos en el punto anterior, necesitamos utilizar múltiples herramientas (como el sitio web, email marketing, CRM, automatización, etc.) para poder proporcionarles a nuestros prospectos la información que necesitan a lo largo de todo el proceso de compra.

Tus redes sociales carecen de contenido interesante

¿Has recibido una llamada a las 7:00 a.m. en un domingo, donde la persona que está del otro lado del teléfono intenta venderte algo que no necesitas y con ello enojarte porque nunca pediste que te llamaran y mucho menos a esa hora y en ese día?

Pues básicamente así se siente la gente que ve únicamente contenido con un enfoque de venta que interrumpe su tiempo en redes sociales. La gente en redes sociales no piensa en comprar, sino que buscan contenido que les pueda informar o entretener. Si tú no estás ofreciendo esto, entonces lo único que lograrás será que la gente se canse de ti y deje de seguirte o incluso, denunciarte por estar publicando spam.

La gente en redes sociales no piensa en comprar, sino que buscan contenido que les pueda entretener o informar.

No te cases con contenido de venta. Siéntate a estudiar a tu posible cliente y conoce cómo piensa, qué le gusta, cómo le puedes ayudar, etc. Teniendo claro el proceso de compra de tus clientes y tus objetivos, entonces ahora crea contenido que cumpla con el cometido. Si no sabes por donde empezar puedes leer nuestro artículo sobre cómo definir el Buyer's Journey.

Tener claro el Buyer's Journey (también llamado proceso de compra) de tus clientes te permitirá crear el contenido que tus prospectos necesitan a lo largo del proceso de compra.

Haz uso de formatos más dinámicos como videos, infografías, gifs, animaciones, ilustraciones, etc. ¡La creatividad es el límite!

Contenido sin contexto

Si bien las redes sociales son un excelente medio para distribuir el contenido que creamos, tienen la limitante de que no es posible personalizar el contenido para cada uno de nuestros seguidores.

Por ejemplo, existen personas que ya están casi lista para comprar nuestro producto o servicio y otras que apenas están comenzando a explorar opciones. El mismo mensaje no servirá para los dos. Tenemos que ser capaces de identificar en qué punto del proceso de compra se encuentra nuestro propescto y hacerles llegar información acorde a este.

Es por eso que, como mencionamos anteriormente, es importante contar con herramientas adicionales como un CRM, email marketing, un blog, etc. para poder ajustarnos al contexto de cada uno de nuestros clientes.

No eres constante

Muchas veces nos ha tocado atender casos donde el factor que lleva a las empresas a quebrar en redes sociales es por la falta de constancia. Un día abren perfiles en todas las redes sociales y posteriormente puede pasar hasta más de una semana para publicar algo. Si bien pudiéramos creer que la gente siempre estará ahí esperándonos, lo cierto es que esto está muy lejos de ser una realidad. La gente vive en constante interacción con contenido y solo aquella marca que le ofrezca contenido de forma frecuente y que a la vez sea relevante será la que pueda ir posicionándose en el “top of mind” del cliente y con ello desplazar a aquellas marcas que no son tan constantes con su presencia en redes sociales.

Tener presencia en redes sociales es más que simplemente publicar imágenes. Tiene que haber toda una estrategia encaminada a cumplir objetivos concretos. Por ello, te invitamos a que te tomes el tiempo para analizar lo que funciona y quitar aquello que no funciona de tu estrategia y con ello comenzar a ver resultados.

En conclusión, tenemos que poner mucha atención a los siguientes puntos:

  • Ver las redes como un medio (y no como un fin) para conseguir la venta.
  • Tener claro cuál es el contenido que nuestros clientes necesitan.
  • Utilizar diferentes estrategias para hacerles llegar la información.
  • Ser constantes.

Sólo así, nuestra mercadotecnia digital comenzará a dar los resultados que siempre hemos esperado.

Categorías: Ventas, Mercadotecnia

eBook conseguir clientes por internet

Recibe nuestros artículos

Artículos recientes

eBook conseguir clientes por internet