¿Debo invertir en publicidad tradicional o en mercadotecnia digital?


Si tienes una empresa seguramente estás consciente de la importancia de tener un presupuesto de marketing para atraer clientes. Has pensado en la publicidad tradicional (como los medios impresos, la radio, los espectaculares, la televisión, etc. ) pero también en la digital (como redes sociales, anuncios en Google, email marketing, etc.). Sin embargo, aún no sabes qué te conviene más.

Es muy importante tener en cuenta que la publicidad tradicional no está peleada con la digital. Implementar una estrategia que combine ambas podría arrojar grandes resultados. En este artículo te explicaremos las ventajas y desventajas de cada una.

A la hora de elegir un medio donde anunciarnos tenemos que encontrar el equilibrio preguntándote:

  • ¿Qué tipo de producto vendo?
  • ¿En dónde pasa el tiempo el cliente al que quiero atraer?

1.- ¿Qué tipo de producto vendes?

Lo principal es saber qué vendes, entonces podrás saber qué tipo de publicidad es mucho más viable para tu negocio. Existen dos tipos de productos: transaccionales y de consideración.

Los productos transaccionales no requieren de mucho análisis para animarnos a adquirirlos, pueden ser servicios o productos de primera necesidad. Por lo general son productos de bajo costo. Podemos pensar en productos transaccionales como una botella de agua o una agenda que vamos a buscar a la librería cada fin de año. Sabemos que no necesitamos investigar a fondo acerca de sus beneficios para ir a comprarlos. 

En cambio los productos de consideración son productos o servicios que al tener un costo considerable es necesario investigar, analizar, comparar y crear confianza con quién nos lo está vendiendo. Este tipo de productos tienen procesos de compra más largos. Podemos pensar en estos como una cocina industrial para nuestro negocio, necesitamos saber muchas cosas como los diferentes equipos disponibles, los tipos de materiales que se utilizan, capacidad de producción, etc. Y sobre todo necesitamos estar seguros de que la empresa que nos esta ofreciendo el producto es confiable.

2.- ¿En dónde pasa el tiempo el cliente al que quieres atraer?

¿Cómo te comunicas con alguien que no lee el periódico? o ¿cómo le llega tu información a alguien que no tiene acceso a internet?

La persona a la que le puede interesar tu producto o servicio está ahí, sentado en la mesa de su comedor desayunando cereal mientras revisa su correo electrónico. Porque es el momento del día en donde más tiempo tiene de verificar que alguna información que solicitó haya llegado por fin.

Si comercializas consolas de videojuegos, tu público meta son jóvenes. En dónde crees que se encuentra ese público que te va a comprar, ¿en las redes sociales o en una avenida viendo un espectacular? Seguramente piensas que en ambos, y es así. Pero, ¿en cuál centrará su atención? ¡Por supuesto que en las redes sociales!

Este breve análisis nos ayuda a identificar hacia dónde debes dirigir los esfuerzos de tu publicidad, evitando invertir presupuesto en un canal que no te dará un retorno de inversión valioso.

Si bien todo tiene que ver con las personas a las que les quieres llegar específicamente, es importante tener en cuenta todos los canales que pueden ser herramientas potenciales. El objetivo es adentrarse en la mente del consumidor y motivarlo para que adquiera tus productos o servicios, y que además te recomiende con sus personas cercanas.

Si quieres saber cómo definir el perfil de tu cliente visita nuestro artículo sobre cómo crear el perfil de tus clientes o buyer personas

Publicidad tradicional

Este tipo de publicidad es perfecto para productos transaccionales que no tienen necesidad de una investigación previa para ser adquiridos, como podría ser una pizza o ropa.

Los medios tradicionales son muy efectivos cuando quieres tener presencia entre tus prospectos y clientes, pero resulta un poco más difícil construir un proceso de venta y medir cuántas personas realizan la conversión de prospecto a clientes por medio de estos canales.

Hace uso de:

  • Medios impresos (revistas, periódicos, flyers, lonas, espectaculares, etc.).
  • Cine
  • Radio
  • Televisión
  • Expoferias
  • Puntos de venta

La publicidad tradicional te asegura hacer llegar tu información a todas las personas por igual, tanto para las personas que te siguen en plataformas digitales como las que no tienen acceso a internet.

Publicidad Digital

La publicidad digital nos sirve mucho en el caso de productos o servicios de consideración, es decir que conllevan un proceso de investigación previo a ser adquiridos.

La publicidad digital puede contener más información y ser un canal de comunicación bidireccional, por lo que los clientes pueden contestar todas sus dudas antes de comprar. Además, los anuncios por internet son más sencillos y rápidos de elaborar que los tradicionales, y tienen un menor costo ya que inviertes según tus objetivos específicos.

Que el contenido esté disponible las 24 horas del día hace que las personas puedan consultar la información en cualquier momento. Y es posible tener un registro del tipo de personas que visita tu información, haciendo más sencillo saber si se está consiguiendo el objetivo de la estrategia.

Otra ventaja indiscutible es la cantidad de formatos que puedes utilizar para repartir tu información (videos, imágenes, Ebook, etc.), invitándonos a ser más creativos.

Quizá una de las principales razones por las que las personas suelen optar por la publicidad digital es que es completamente medible. Lo mejor es que puedes tener acceso a las métricas inmediatamente, lo que te da una oportunidad de mejorar y reforzar tus mensajes.

Hace uso de:

  • Internet (redes sociales, blog, buscadores, etc.).
  • Teléfonos móviles
  • Tabletas
  • Computadoras

Conclusión

Aunque no podemos generalizar, normalmente los productos transaccionales necesitan de presencia por lo que los medios tradicionales acompañados de los medios digital suele ser una buena estrategia. Por otro lado, una estrategia de mercadotecnia digital (como Inbound Marketing) puede ayudarnos a crear un proceso de venta estructurado y medible para los productos o servicios de consideración cuando así lo requieran.

Sin importar el tipo de publicidad por la que optes o por cómo la combines, es muy importante tener claro quienes son las personas a las que van dirigidos los esfuerzos. Estudiarlas a fondo y entenderlas hará que se justifique la inversión y que sobre todo haya un retorno de la inversión.

Categorías: Mercadotecnia

eBook conseguir clientes por internet

Recibe nuestros artículos

Artículos recientes

eBook conseguir clientes por internet